Al comprar un producto, esperamos que no presente alguna falla y valga lo que hemos gastado en ellos. Te compartimos en esta nota una reflexión sobre la durabilidad de los artículos cotidianos y los medidores de flujo de Flexim.

Bueno, primero Flexim utiliza el sonido y Apple usa ondas de radio, así que no te será posible hacer llamadas usando nuestro medidor. Dejando eso en claro, mi Director Técnico envió un correo sugerente al equipo de Flexim Américas la semana pasada titulado, “Flexim tiene un mal modelo de negocios”.

Estaba haciendo referencia a los medidores que habíamos instalado en un campus universitario del noreste en 2009. Uno de nuestros técnicos acababa de terminar su verificación anual, que demora alrededor de 10 días en los 81 metros. ¡Ni una falla en casi una década! Flexim Américas ha existido durante trece años y ninguno de los medidores anteriores está fallando. Entonces, él pregunta…

“¿Cómo se supone que debemos seguir vendiendo medidores si nuestros medidores nunca mueren?”

A menos que estés usando un F601, entonces un medidor Flexim es un accesorio permanente. Proporcionan una medición constante de cualquier medio que fluya por ellos, en este caso BTU. Esto me hizo pensar en los productos que uso todos los días.

Mi esposa y yo teníamos un iMac que costaba cerca de £ 1,000.00. Un par de semanas después de su garantía, la placa base es pan tostado. Un viaje a la tienda de Apple y nos dicen que el costo para solucionar el problema será de alrededor de £ 500.

Ahora, le daré a Apple lo que merecen. Le escribí a Tim Cook y me quejé sobre la calidad del producto y que esperaba que un artículo tan caro durara más de 2 años. En 2 semanas, recibí una llamada del equipo de quejas ejecutivas de Apple en Irlanda, y en ese mismo mes se solucionó el problema. Felicitaciones al enfoque de Apple en el servicio al cliente.

Avance rápido unos años y nos mudamos a los Estados Unidos. Necesitaba actualizar mi iPhone y decidí comprar un 6 plus que costaba alrededor de $ 1,000 USD. El teléfono fue meticulosamente cuidado, se mantuvo limpio y pasó todo el tiempo en su carcasa protectora y después de 2 años dejó de funcionar. Es cierto que no he visitado a los genios porque, después de algunas investigaciones, la solución va a costar más de $ 300 USD.

Nuevamente, soy consciente de que estos son dos productos completamente diferentes, sin embargo. Ambos están en uso continuo, esperamos el mayor grado de exactitud y pagamos una prima, así que ¿por qué nos conformamos con que nuestros productos se rompan tan rápido?

Las tasas de tiempo medio entre fallas (MTBF);

Apple = 2 años según mi experiencia

Flexim = ¡190 años! (calculado)

Apple me ha cobrado $ 500 / año por sus productos. Si la ciencia se pone al día y veo un medidor Flexim de 190 años, me habrá costado $ 37.28 / año. Además, Flexim, proporciona datos que ahorran dinero y ayuda en los esfuerzos de sustentabilidad constante. Entonces, la próxima vez que instale un medidor, piense: “¿Quiero comprar Apple o quiero un medidor que durará más que el edificio?”.

¿Cómo sigue Flexim vendiendo medidores? Continuamos brindando un dispositivo de la mejor clase, un servicio inigualable y confiamos en que nuestro compromiso con la calidad sea recompensado.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

five × one =