¿Te ha pasado que, al usar tu calibrador, te percatas que ya no tiene batería? ¿Sabías que el tipo de baterías que se utilizan en un calibrador depende de su frecuencia de uso?

La mayoría de los calibradores de Martel están diseñados para usar baterías alcalinas reemplazables; de las que puedes conseguir en cualquier tienda. Estas baterías son una excelente opción gracias a su relativamente alta densidad de potencia y la curva de descarga. Un punto importante sobre estas baterías es su larga vida útil. Si no usas tu calibrador muy a menudo; tú mejor opción es usar pilas alcalinas que normalmente tiene una vida útil de 3 años o más.

Por otro lado, si usas de manera constante tu calibrador te recomendamos usar baterías recargables. De Ni-MH (hidruro metálico de níquel) que son de muy alta densidad de energía. Pero, ¿qué es una alta densidad de energía? La densidad de energía en el mundo de las baterías se refiere a la cantidad de energía. Que pueden contener las baterías, la energía en las baterías es medida en; amperes-hora y para baterías pequeñas se mide en miliamperes-hora.

Las baterías alcalinas AA normalmente tienen una capacidad de 2000 mAH, son pequeñas por lo que tienen una alta densidad. Incluso las baterías de Ni-MH de bajo costo ahora tienen un alcance de 2700 mAH. Además, otra ventaja es que a pesar de que la tensión en los bornes de la batería para baterías; Ni-MH inicia a partir de 1.2 V. El ciclo de descarga es extremadamente plano y su resistencia interna es más baja. Por decirlo de alguna manera, la batería trabaja hasta el final.

Puedes obtener un 40 % más de uso de las pilas Ni-MH; que de las alcalinas (cuando se encuentran completamente cargadas). Pero, el problema es precisamente la recarga. La vida útil de las baterías recargables tiene dos puntos en contra. Primero, necesitan recargarse regularmente y segundo, pierden su carga cuando no están en uso. Es por eso que en ocasiones cuando estás a punto de usar tu calibrador; te das cuenta que la batería está muerta.

Así que, en resumen:

  • Si usas tu calibrador diario y lo usas demasiado; debes usar baterías recargables, estás baterías son fiables y eficientes y además te permiten ayudar al planeta; solo no olvides recargar tu calibrador cada noche.
  • Si tienes acceso limitado a pilas alcalinas sustituibles, también debes considerar cambiar a las baterías recargables. Solo recuerda mantenerlas cargadas.
  • Si no usas mucho tu calibrador, entonces continua con pilas alcalinas, de esta manera tu equipo estará listo cuando tú lo estés; excepto que pase algunas de las dos situaciones mencionadas arriba. En este caso, si decides usar baterías recargables, recuerda que debes recargar tus baterías una vez a la semana o al menos dos veces al mes.

Te puede interesar: ¿Realmente estás usando un calibrador?→


Referencia: Martel Electronics. Blog “How to choose the right batteries for your calibrator” [documento en línea http://www.martelcalibrators.com/blog/how-to-choose-the-right-batteries-for-your-calibrator/ acceso: febrero de 2017].


Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 5 =